Mi Versión de la Crema de Vainilla Inglesa (Custard) con Azafrán y Café

.

Crema Inglesa de Aristippos

 

El ser humano es una constante secuencia de impresiones y expresiones. Especialmente aquellas personas con un nivel alto de creatividad funcionan como un tipo de catalizador. La cantidad de impresiones grabadas por cualquier individuo es incontable, sin embargo es posible transformar y componer estas en una pieza singular, ya sea en una expresión musical o culinaria. Esta expresión puede incorporar nuevos aspectos y mostrar ramificaciones nuevas.

Hasta aquí la explicación simple.

Mucho más difícil es una descripción de la experiencia de tal pieza por unos oídos atentos o por un paladar afinado y despierto. Difícil es una descripción de la experiencia viviente personal. Aquí os presento una posibilidad para el paladar. Se toman azafrán de España, café de Sudamérica, el aroma de una vainilla africana y se unen todos en una receta inglesa. Esta idea es basada en la crema tradicional de Inglaterra que lleva no menos de 700 años des existencia, conocida aquí como custard. Aun cientos de años de tradición y experiencia pueden contribuir a que un producto imparta una experiencia nueva. Compre los siguientes ingredientes y obtenga su experiencia personal. 

  • 275 ml crema doble (crème double)
  • 1 vainilla
  • 3 yemas de huevo
  • 1/2 cucharadita harina de maíz (adicional)
  • 30g azúcar
  • 1 pizca de azafrán
  • 1/3 cucharadita de café instantáneo

Después de cortar la vainilla se ponen las semillitas y la vaina en la crema y se comienza a calentar lentamente. Atención! Evitar burbujas para que no se ponga mas caliente de lo necesario. Durante este tiempo se baten las yemas de huevo con el azúcar, la harina, el azafrán y el café.

Asegurando que todo su contenido se quede en la crema, se remueve la vaina. Batiendo la mezcla de huevos con una mano, con la otra mano se le añade la crema caliente poco a poco. Se retorna la mezcla completa al fuego y se comienza con fuego lento de nuevo, batiendo constantemente hasta que comience ha ponerse espesa. Evitar nuevamente que se ponga muy caliente. No debe llegar ha hervir.

Después de reposar unos minutos y que se enfríe un poco, se puede servir la crema tibia. Si no se quiere servir inmediatamente, se puede cubrir y guardar en el refrigerador. Para servir mas tarde recomiendo el ponerla tibia de nuevo, pues el frío la endurece un poco.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s